• Hegan Bikes

Bicicleta eléctrica, el santo grial


Hace unos días nos visitaban los representantes de un conocido fabricante de bicicletas Americano, querían conocernos y descubrir las claves que maneja un especialista en ebike, creemos saber transmitir a la perfección en que consiste este simple y a la vez complejo producto, un artículo que incluso algunas grandes marcas son les cuesta posicionar.

Parte de nuestro conocimiento lo utilizaremos en el post de hoy para rebatir los dichos más habituales entorno a la bicicleta eléctrica, que no hacen otra cosa que enmascarar la verdadera realidad, y es que aquello de “el que dirán” sigue teniendo demasiada importancia en nuestro entorno, el problema no es el producto en sí, que es simplemente sorprendente, si no que de tan mágico que resulta produce en ocasiones rechazo, una animadversión que, en ocasiones sin mucha simpatía, debe ser soportada por los usuarios de ebike. Muchos de esos comentarios los tienen que escuchar los/as ebikers que, sin otro propósito que no fuera la diversión y el practicar deporte, participan en marchas cicloturistas no competitivas, a ello nos referiremos al final.

La bicicleta eléctrica se está popularizando de tal manera que cada vez es menos habitual la utilización de algunas frases que hace no demasiado tiempo eran muy comunes, sin embargo todavía hoy en día hay gente que utiliza ciertas expresiones para referirse a una bicicleta eléctrica, y a sus usuarios habituales:

- “cuando sea mayor ya se verá” Las personas mayores rejuvenecen, sin duda, pero os aseguramos que los que verdaderamente gozan como nunca son los más jóvenes, los/as treintañeros/as y sobre todo los cuarentañeros/as que empiezan a ser mayoría entre los/as usuarios/as.

- “mira le da al acelerador y va sola”, en estos momentos ninguna de las bicicletas eléctricas de nivel que se comercializan poseen acelerador, por lo que si no se acciona el pedal el motor no interviene.

- “para eso me compro una moto”, El ser humano y el chimpancé comparten el 96% de su genoma, y a pesar de todo somos tan tan diferentes, se podría asumir ese porcentaje de similitud entre una ebike y una moto, pero al igual que en la comparación, en el 4% restante está la verdadera esencia de lo que les separa. Las dos tienen ruedas, frenos, amortiguadores, etc pero su funcionamiento no tiene absolutamente nada que ver.

- “yo de momento prefiero machacarme, me gusta sudar”. Esto lo hemos escuchado en diferentes versiones, podría ser el Top 1”. El sudor es un efecto metabólico cuyo propósito principal es la eliminación de toxinas y la refrigeración corporal y este, depende de la persona y de la intensidad de una actividad concreta. En una bicicleta tradicional también puedes perfectamente no hacer demasiado ejercicio, al igual que en una ebike puedes pegarte unas palizas tremendas, de hecho pensamos que muchos de los usuarios habituales de bicicleta no han sido correctamente asesorados en su proceso de compra, y el resultado es que la bicicleta acaba en el trastero, donde el ejercicio pasa a ser 0, eso en una ebike no ocurre.

Encima de una bicicleta eléctrica, tú mandas, tú decides el nivel de intensidad del ejercicio, tienes el poder de dibujar las aristas que tendrá el perfil de la ruta a realizar, pero lo que no es posible es que no se haga ejercicio, de hecho nosotros creemos que entre todas las posibles bicicletas disponibles en el mercado, la eléctrica, es aquella con la que más ejercicio podrían hacer el 90% de los usuarios de bicicleta.

Hace tiempo ya compartimos datos propios de una salida de algo más de 3 horas comparándola con una exactamente igual pero con bicicleta de corredor, ahora vamos a utilizar los datos extraídos por un cliente de Hegan Bikes en una ruta explosiva en la que podremos ver otro tipo de uso de una ebike al que estamos habituados, ese día en el que decidimos ir a Fuego.

El recorrido estaba definido, ruta corta de la espectacular cicloturista de MTB Pulmón de acero celebrada hace unas semanas, el reto, hacerla a bordo de su Lapierre Am Carbone en el menor tiempo posible, estos son sus datos:



Al margen del tiempo utilizado para superar nada menos que 1300 metros de desnivel lo más llamativo son las 159 puls/min de media durante dos horas, eso significa que esta persona recuperaba el aliento aproximadamente a 140-145 puls/min!. Es decir, su bicicleta eléctrica no le ha privado de hacer ejercicio, ni de sudar, sino que le ha permitido “volar” encima de la bicicleta.

La persona con mejor tiempo en bicicleta tradicional empleó aproximadamente 5 minutos más, seguro que si comparamos sus datos fisiológicos estos no son muy diferentes, quizá incluso no sean tan extremos, por lo tanto de qué estamos hablando, de hacer o no ejercicio? o de gozar, disfrutar, volar, pedalear como nunca antes lo habíamos hecho y ejercitarnos en el camino?

Las salidas en bicicleta se han convertido en una competición diaria, pero un/a ebiker mínimamente experimentado/a es tal la ventaja con la que cuenta, y tan evidente, que resulta sorprendente que la gente se moleste si “rompes el crono” encima de ella. Los usuarios de ebike son personas que en su mayoría ya conocen la bicicleta tradicional, por lo que al margen del modelo de bicicleta que utilicemos no deberíamos competir sino convivir, desplazarnos, disfrutar, gozar (bueno esto es exclusivo de los ebikers) lo de menos son las características de la bici que utilicemos para ello, la utilización de la bicicleta tiene connotaciones enormemente positivas, solo debemos respetar a las personas con las que nos topamos.

#bicicleta #eléctrica #ebike #funcionamiento

103 vistas